sábado, 13 de julio de 2013

CUALQUIER ADIÓS

Ante la ausencia me he ido quedando vacío, sin ideas, sin palabras. Cualquier adiós es una justificación. Luchar contra la propia debilidad es un acto de rebeldía, de heroicidad. Aunque es comprensible que al final del camino termine echando de menos una caricia de tu mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario